Qué representa el tedeum católico que se celebrará hoy tras la investidura de Presidente y Vicepresidente de Guatemala

2526

Amafredo Castellanos

Ciudad de Guatemala, 14 ene (AGN).- Es una liturgia que se celebra con un espíritu de gratitud a Dios y de bendición a las nuevas autoridades frente al desafío para dirigir a la nación, dice Vitalino Similox, ex secretario general del Consejo Ecuménico.

Una vez investidos durante la ceremonia que tendrá lugar en el Teatro Nacional Miguel Ángel Asturias, el presidente Alejandro Giammattei y el vicepresidente Guillermo Castillo participarán de este rito en la Catedral Metropolitana. Será su primer acto oficial como nuevos mandatarios.

No hay certeza sobre quién presidirá la tradicional ceremonia religiosa. Por ocurrir en la Arquidiócesis de Guatemala corresponde al administrador diocesano, monseñor Raúl Martínez, quien presidió los tedeums por la celebración del Día de la Independencia en 2018 y 2019.

Eventualmente, monseñor Martínez podría ceder esta misión al nuevo arzobispo de Guatemala, monseñor Álvaro Ramazzini, investido hace tres meses por el papa Francisco como tercer cardenal en la historia del país, después de Mario Casariego (1969) y Rodolfo Quezada (2003).

“Sería bonito, por las convicciones del cardenal Ramazzini; él es muy claro en su compromiso con la gente más pobre y marginada”, dijo Similox, pastor evangélico presbiteriano y actual rector de la Universidad Maya Kaqchikel, en Chimaltenango.

El pastor y académico Similox tuvo una activa participación junto al entonces obispo Rodolfo Quezada en la promoción del diálogo que condujo a la firma de la Paz en 1996.

En ese contexto, contó haber participado en el tedeum tras la asunción de Álvaro Arzú (1990-1996), el cual fue presidido por monseñor Quezada.

Explicó que, a diferencia de 1990, la celebración de este día es católica exclusivamente. En 1990 era ecuménica, es decir, con participación de representantes de otras denominaciones cristianas protestantes.

“Con el cardenal Quezada era un testimonio; para él sí es posible una práctica ecuménica en cualquier actividad, y sobre todo en el contexto del conflicto y que nos exigía ofrecer un ejemplo de unidad al pueblo de Guatemala”, recordó.

“Nuestra oración de reflexión siempre nos animó, con el cardenal y otros obispos, promoviendo la unidad de los cristianos, sobre todo en un momento como ese, saliendo del conflicto armado…”, añadió.

El último tedeum por la investidura de un Presidente fue en una fecha como hoy de hace cuatro años y fue presidido por el arzobispo de la Arquidiócesis de Guatemala, Óscar Julio Vian, fallecido el 24 de febrero de 2018. Correspondió al inicio del mandato del presidente Jimmy Morales y del vicepresidente Jafeth Cabrera, quienes hoy están a pocas horas de entregar el cargo.

Monseñor Vian también dirigió la homilía el 14 de enero de 2012, en ocasión de la toma de posesión del presidente Otto Pérez y la vicepresidenta Roxana Baldetti.

En esa ocasión el obispo inició exponiendo el significado de la celebración: “Hermanos y hermanas: Nos hemos reunido esta tarde para un Te Deum, es decir, para celebrar una acción de gracias. Te Deum se llama uno de los primeros himnos cristianos de acción de gracias; su nombre viene del latín, que significa “A ti, Dios”. El himno es entonado en ceremonias importantes y ocasiones de gozosa celebración en la Iglesia, como en las ceremonias de canonización, la elección de un Papa, etc. En los países latinoamericanos es tradicional tener esta acción de gracias, por ejemplo, en la celebración de los aniversarios de la Independencia de cada país y en otras ocasiones especiales. Hoy lo celebramos en una ocasión especialmente relevante para nuestra nación: el cambio de mando presidencial y la toma de posesión de los nuevos Presidente y Vicepresidenta Constitucionales de Guatemala”.

Acceso a Homilía 14 de enero 2012: https://bit.ly/3aaEKRB

Tedeum evangélico

La Iglesia Evangélica comenzó con la práctica de una celebración, bajo el concepto de tedeum para celebrar y bendecir el inicio de cada gobierno. Esta ceremonia religiosa se celebra un día después de la investidura del binomio presidencial de turno y es organizada por la Fraternidad Cristiana de Guatemala, que es presidida por el pastor Jorge López. Similox explica que Guatemala se rige por la Constitución como un estado laico y que la ceremonia evangélica se fundamenta en “la libertad de culto” que garantiza la Carta Magna. AGN ac/ac/dm

 

Compartir