Presidente Jimmy Morales pide que elecciones del 2019 sean democráticas y libres de tutelaje nacional e injerencia extranjera

657

Rodrigo Pérez/Foto: William Meoño, Marvin García y Óscar Dávila

Ciudad de Guatemala, 29 dic (AGN). El presidente Jimmy Morales pidió hoy que los comicios del próximo año sean democráticos y libres de tutelaje nacional e injerencia extranjera.

“Pido como ciudadano y como Presidente, que representa al pueblo de Guatemala, que las elecciones generales del 2019 sean democráticas y libres de cualquier tutelaje nacional e injerencia extranjera”, dijo el mandatario Morales durante su alocución con motivo del 22 aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz.

Los guatemaltecos no deben olvidar que “somos un país libre, soberano e independiente”, agregó ante representantes del cuerpo diplomático y de su equipo de Gobierno que se dieron cita al patio de la Paz del Palacio Nacional de la Cultura, para celebrar la importante fecha que puso fin a un conflicto armado interno que duró 36 años.

Guatemaltecos apuestan a la unidad

En otra parte de su discurso dijo estar seguro “que la mayoría de los guatemaltecos apostamos por la unión de nuestra sociedad, porque nos merecemos un mejor país, con paz y armonía”.

En tal sentido habló de darle un resignificado a los Acuerdos de Paz, lo que conlleva un esfuerzo de nación. Por ello hizo “un llamado nacionalista a todos los sectores del país para que fortalezcamos nuestra cultura de paz sin excepción alguna”.

También convidó a los guatemaltecos a ser “valientes, capaces de superar nuestras diferencias para alcanzar la paz que nos merecemos”.

El Jefe de Estado también dirigió unas palabras a aquellas personas que “apuestan por una división social, política o jurídica” y dijo que “son personas que no aman al país”.

En este contexto señaló que hay quienes han llegado al extremo de hacer llamados a levantamientos sociales.

Entre ellos, aseveró, “hay extranjeros que están bajo la sombrilla de las Naciones Unidas. No se vale y el silencio también es condenable”, enfatizó.

Momento histórico

El Jefe de Estado indicó que muchos guatemaltecos recuerdan “ese momento histórico que puso fin a una época que no queremos recordar, ni volver a vivir”, en alusión a la firma de la paz el 29 de diciembre de 1996 y que puso fin a 36 años de un conflicto armado interno.

“Los guatemaltecos no podemos permitir que nuestra sociedad vuelva a dividirse, por ningún motivo. Al contrario, debemos procurar siempre la unidad nacional y la hermandad entre ciudadanos”, remarcó luego.

De acuerdo con el presidente Morales en los últimos 22 años el Estado de Guatemala ha logrado el fortalecimiento de sus instituciones democráticas y con ello ha contribuido a esa anhelada cultura de paz.

“La firma de los Acuerdos de Paz significó un punto de partida para la modernización del Estado desde una óptica incluyente, equilibrada y participativa”, enfatizó.

También dijo que la justicia “es algo que debemos construir todos los días, no de forma selectiva, sino de forma equilibrada, de forma tal, que podemos ser ejemplo”. En este contexto aseguró que “solo cuando nuestras instituciones actúen con objetividad e imparcialidad, tendremos una cultura de paz”.

Compromiso de Gobierno

El gobernante guatemalteco dijo estar consciente que los has aspectos de los Acuerdos de Paz que están pendiente de cumplirse pero, a pesar de ello, “vamos por la ruta correcta y somos nosotros los guatemaltecos los llamados a hacer los cambios que deben hacerse”, subrayó.

También resaltó que su administración está comprometida con el cumplimiento de los Acuerdos de Paz y que debido a ello el Ejecutivo ha alineado al agenda de la paz con la política general del gobierno, con el plan de desarrollo Katún 2032 y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030.

Otros temas

El mandatario Morales también dijo que la frase del Himno Nacional  que evoca una “Guatemala Feliz” se tiene que construir todos los días.

“La tenemos que construir todos los guatemaltecos, mujeres, hombres, niños, ancianos, que esa felicidad pueda ser cantada en los 23 idiomas que nosotros hablamos, que esos testimonios puedan ser dados siempre a nuestros hijos, para que crezcan con orgullo, no envidiando acentos extranjeros”, destacó.

Rememoró otra frase “lindísima” que habla “de un quetzal, de un ave símbolo, que se va a poner a la altura del cóndor, y a la altura del águila real y va a volar tan alto por los cielos, llevando hasta lo más alto ese nombre inmortal, que es Guatemala”.

Compartir