Presidente Jimmy Morales asiste a transmisión de mando presidencial en la República de El Salvador

605

Foto. Marvin García

San Salvador/Guatemala, 1 jun (AGN).- El Presidente de Guatemala, Jimmy Morales, participó este día, de los actos protocolarios que el Gobierno de El Salvador realizó en el marco de la transmisión del mando presidencial.

El mandatario Morales asistió inicialmente a la Sesión Solemne de la Honorable Asamblea Legislativa en ocasión de la protesta constitucional del presidente Nayib Bukele, y del vicepresidente, Félix Ulloa, respectivamente.

El diputado salvadoreño, Norman Quijano, presidió la ceremonia de la Asamblea Legislativa en donde el binomio presidencial del vecino país hizo su juramento ante dicho organismo de Estado. Y a partir de este momento, tendrán a su cargo la conducción política, económica y social de la República de El Salvador, durante el período 2019-2024.

El presidente Morales, acompañado de la primera dama de la nación, Patricia Morales de Marroquín, ofrecerán un saludo oficial al Presidente Nayib Bukele, para posteriormente participar de un banquete ofrecido por las nuevas autoridades del gobierno salvadoreño en Casa Presidencial.

Guatemala y El Salvador buscan reforzar su buena relación diplomática y comercial, en ese sentido, ambos países ya iniciaron con la discusión de temas bilaterales.

Quijano le tomó el juramento a Bukele y le dio posesión en el cargo como nuevo presidente salvadoreño así como a Ulloa como vicepresidente.

Nayib Bukele, un empresario, de 37 años de edad, sustituyó en la Presidencia a Salvador Sánchez Cerén.

El acto se celebró en la plaza Capitán General Gerardo Barrios en San Salvador, con la asistencia de al menos seis jefes de Estado y una treintena de delegaciones de países con los que la nación centroamericano mantiene relaciones diplomáticas.

En su primer mensaje a la nación, el nuevo Presidente dijo que hoy El Salvador comenzará a escribir su nueva historia.

“El Salvador es un país que ha sufrido mucho y lo hemos tenido que reconstruir. A partir de ahora no seré solo el Presidente de los que votaron por mí, de un partido, sino de los diez millones de salvadoreños”, entre ellos los tres millones que están fuera de esa nación, subrayó.

“Tenemos solo cinco años para ser de El Salvador un ejemplo para el mundo con la ayuda de Dios y con el trabajo de todos nosotros”, agregó.

Prometió a buscar inversión, garantizar que el país crezca y que por primera vez en la historia tendrá un gabinete paritario, es decir el mismo número de hombres y mujeres, seleccionados por sus capacidades.

“Su única tarea será trabajar incansablemente para que los salvadoreños se sientan orgullosos. Es la primera y la última orden que tendrán que cumplir”, dijo el mandatario.

Bukele junto a los cientos de salvadoreños reunidos en la plaza juraron trabajar para sacar adelante al país.

“Juramos defender lo conquistado el 3 de febrero, juramos que cambiaremos nuestro país contra todo obstáculo, contra toda barrera, contra todo muro. Nadie se interpondra entre Dios y su pueblo para cambiar a El Salvador”, concluyó el Presidente su mensaje.

AGN am/ra

 

 

Compartir