Gobierno sostiene compromiso con familias de Villa Nueva, pese a que no se ratificó estado de calamidad

193

 

Brenda Larios/Foto: archivo

Ciudad de Guatemala, 8 nov (AGN).-El Gobierno de Guatemala sostiene su compromiso con 120 familias afectadas por deslizamientos en el municipio de Villa Nueva, Guatemala, pese a que el Congreso no ratificó el estado de calamidad.

El secretario de Comunicación Social de la Presidencia, Alfredo Brito, indicó a la prensa que se analizan las acciones que tomará el Ejecutivo para apoyar a los damnificados de las colonias Regalito de Dios, Nueva Esperanza y Ciudad Peronia.

“Con relación a la no aprobación del estado de calamidad, desde el organismo Ejecutivo se analizan las acciones inmediatas para atender a las familias afectadas en Ciudad Peronia”, dijo.

Reiteró el compromiso del Gobierno para encontrar una “solución pronta” a este hecho que afecta a los guatemaltecos.

El Congreso de la República no ratificó el estado de calamidad pública promulgado por el Gobierno en tres colonias Villa Nueva, el 4 de noviembre, mediante el decreto 5-2019.

Ayer, en la reunión ordinaria del Legislativo solo se incluyó como punto de agenda la discusión en tercer debate, por artículos y redacción final, del proyecto de decreto por medio del cual se ratificaría la medida.

Sin embargo, la plenaria inició únicamente con la presencia de 58 diputados y no se alcanzó el quórum necesario para que se aprobara.

Protocolos de atención

El 6 de noviembre, el presidente Jimmy Morales, giró instrucciones a las instituciones de Gobierno para implementar los protocolos de atención, apoyo, traslado y creación de una nueva urbanización para atender a 120 familias.

El Ministerio de la Defensa Nacional es una de las entidades encomendados para atender la emergencia y estará a cargo de verificar las condiciones de los albergues de transición unifamiliares (ATU), construidos en Escuintla, para que estos sean trasladados a un lugar conveniente para las familias.

En tanto, el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV) será el encargado de identificar una propiedad para el funcionamiento de este albergue de transición, como se realizó durante la tragedia del volcán de Fuego, en junio de 2018.

Mientras que, la Conred verificará el área del derrumbe y determinará si existen más familias en riesgo.

AGN. bl/mm

Compartir