Ciudad Peronia: Población afectada recibe alimentación y hace llamado a otras comunidades a que acudan al albergue

707

Marlyn Valdez/Foto: William Meoño

Ciudad de Guatemala; 22 nov (AGN).- El Ministerio de Desarrollo Social (Mides) entrega alimentos a los pobladores de las colonias Nueva Esperanza y Regalito de Dios, de Ciudad Peronia, en Villa Nueva, quienes hicieron un llamado a sus vecinos afectados por el deslave, a que acudan al albergue habilitado en el Complejo Deportivo Guatel.

Ester Ramírez, de Regalito de Dios, comentó que la comida “es muy deliciosa y saludable. Aquí nos han puesto atención y nos están tomando en cuenta para darnos salud, alimentación y seguridad”.

Aseguró sentirse “más tranquila” en el albergue porque  sus hijos están con vida y no sufrieron pérdidas en este deslave ocurrido el 28 de octubre.

“Al ver a mis hijos completos le doy gracias a Dios porque no los perdí en el deslizamiento”, dijo.

Pidió a las familias que aún se encuentran en las colonias en riesgo, que no expongan su vida ni la de sus seres queridos.

“Abran los ojos, lo material se hace y la vida no. Tómenle amor a su vida porque esto es una ayuda. Da miedo cuando se suelta la tierra y comienza a temblar”, dijo

Agradeció al Gobierno y al presidente de Guatemala, Jimmy Morales, por la atención que brinda a los albergados.

“Agradecemos al presidente Jimmy Morales por el apoyo y la atención que nos han brindado en este albergue”, dijo.

Por su parte, Eulalio Gutiérrez, de Nueva Esperanza, aseguró que las autoridades les brindan la asistencia necesaria. “Nos dan comida, medicina y donde dormir. Los alimentos me parecen bien, el que no come es porque no quiere, comida hay”, expresó.

Comentó que en su casa se fueron dos paredes durante el deslizamiento, por lo que decidió irse de manera voluntaria al albergue y proteger su vida.

Igualmente, Liana Pérez, de Regalito de Dios, afirmó que en el albergue “nos tratan bien y nos entregan una alimentación saludable. Nos sacaron de eso hoyo en donde estábamos”.

Por su parte, Beatriz Godínez, de Nueva Esperanza, aseguró que la comida que recibe es parte de una dieta saludable, que no tenía en su hogar.

“La alimentación está bien. Yo soy diabética, en mi casa no comía lo que estoy comiendo aquí, verduras y frutas, eso me está cayendo muy bien”, resaltó.

AGN. mv/mm

Compartir